Platillos fáciles de preparar de la Cocina Oriental (Parte 1)

Índice:

1. Cocina Oriental: Una alternativa fácil y rápida para cocinar desde casa

2. Tres platillos fáciles de preparar en casa

2.1 Sushi

2.2 Ramen

2.3 Sopa Miso

 

 

Cocina Oriental: Una alternativa fácil y rápida para cocinar desde casa

¿Alguna vez has preparado platillos Orientales en tu casa? Cuando se habla de la cocina o gastronomía oriental, es imposible no pensar en el concepto de una alimentación deliciosa y saludable, de muchas alternativas y sabores, pero a pesar de ser una cocina muy variada, también se tiene la idea de que es difícil de hacer.

Contrario a esta creencia, a continuación, te dejamos 3 ideas de platillos fáciles de preparar, que te ayudarán a darle variedad a tu cocina del día, y todo desde la comodidad de tu casa.

¡Dile adiós a repetir siempre los mismos platillos y sorprende a todos tus seres queridos!

 

 

3 platillos fáciles de preparar en casa

La Cultura Oriental tiene miles de años de tradición, y cuenta con un universo gastronómico muy diverso, por esto te presentamos algunos de los platillos más populares y fáciles de preparar que diferencian la cocina oriental de la cocina del resto del mundo.

 

 

1. SUSHI

Platillos fáciles de preparar de la Cocina Oriental: Sushi

Foto de Comida creado por jcomp - www.freepik.es

 El Sushi es un platillo típico de origen japonés basado en arroz aderezado con vinagre de arroz, azúcar y sal y combinado con otros ingredientes como pescados crudos, mariscos, verduras, entre ​otros ingredientes, dependiendo de la receta. Este plato es uno de los más reconocidos de la gastronomía japonesa y uno de los más populares internacionalmente.

 

La historia del sushi se remonta al siglo II en China, como un método de conservación, donde se cocía el arroz y el pescado, y se dejaban fermentar por un tiempo. Al principio solo se comía el pescado.

Fue hasta el siglo XIX cuando el sushi comenzó a elaborarse sin fermentar y se estableció como comida callejera, ya que se podía comer con las manos. Y después de la Segunda Guerra Mundial, se comenzó a servir el Sushi en restaurantes y comenzó a considerarse un plato más lujoso.

 

El sushi se prepara generalmente en raciones pequeñas, aproximadamente del tamaño de un bocado, y puede adoptar diversas formas.

Si se sirven el pescado y el arroz enrollados en una hoja de alga Nori se le llama Maki (rollo). Si se trata de una especie de albóndiga de arroz cubierta por el pescado hablamos de Nigiri. Cuando el arroz se presenta embutido en una pequeña bolsa de tofu frito se denomina Inari.​ También puede servirse un cuenco de arroz para sushi con trozos de pescado y otros ingredientes por encima; entonces se llama Chirashizushi.

 

Si buscas un platillo balanceado para cocinar en tu día a día, este platillo es ideal, ya que no solo es delicioso y variado, es considerado uno de las más sanos, ligeros y equilibrados de la cocina Oriental por los altos componentes de pescado crudo y algas en sus preparaciones.

 

Si buscas el maridaje ideal para acompañar el Sushi, puedes acompañarlo con bebidas como el Sake, Vino blanco o tinto, Champán, Cerveza o Té verde, recuerda que no todos los tipos de Sushi son iguales, así que es importante tener en cuenta los ingredientes de cada uno.

Las piezas que llevan pescado blanco, por ejemplo, combinan mejor con bebidas más frescas, mientras que las que están hechas con ingredientes más grasos como el atún, saben mejor con bebidas que tengan algo más de cuerpo.

 

Pero sin importar cómo decidas acompañarlo, estamos seguros que te divertirás preparándolo en compañía de tus amigos o familia, sin duda una gran #SushiExperiencia.

 



2. RAMEN

Platillos fáciles de preparar de la Cocina Oriental: Ramen

Foto de Comida creado por jcomp - www.freepik.es

 El Ramen se prepara con fideos de trigo de tipo chino, pero la gran característica que define al ramen japonés, está en el caldo. Podríamos decir que es la base, el alma de un buen Ramen, lo que define el plato y marca su calidad.

A grandes rasgos, es un cuenco de sopa de fideos preparado con un caldo muy aromático y acompañado de distintos ingredientes, que se añaden a modo de toppings. Puede ser una sopa caliente o fría, con carne, pescado o vegetariana, picante o más dulce, incluso hay versiones secas. Lo habitual es preparar el caldo por un lado, servirlo en cuencos con los fideos y coronarlo con el resto de componentes.

 

El origen del Ramen no es puramente japonés, tiene sus orígenes en la cocina China a partir del siglo XIX, cuando el país nipón abrió sus fronteras al resto del mundo y empezaron a llegar viajeros, comerciantes y emigrantes de otras culturas.

La sopa china de fideos pronto se hizo popular ya que era nutritiva, sabrosa y muy económica. Los japoneses fueron adaptando las recetas y no tardaron en extenderse por todo el país locales y puestos callejeros de venta de Ramen, aunque el verdadero auge llegaría después de la II Guerra Mundial.

 

La preparación es muy sencilla, aunque puede aumentar su tiempo dependiendo de la cantidad de ingredientes, aquí te damos un ejemplo. Primero se debe preparar el caldo, que puede ser a base de pollo o cerdo, verduras, miso o soya.

Posteriormente se incorporan para hervir el resto de los ingredientes, a continuación se cuela el caldo y se hierven los fideos de Ramen hasta obtener una textura flexible y suave.

Por último se distribuye una base de soya y miso en dos tazones, después se agregan y mezclan los fideos cocidos en los tazones, y se sirve el caldo caliente sobre ellos.

Se puede agregar huevos cocidos por la mitad con germen de soya, cebollín picado y granos de elote, con un toque de ajonjolí espolvoreado.

 

El platillo ideal para cualquier ocasión. Puede parecer un plato para el invierno, pero se disfruta incluso en el caluroso verano japonés. Dejando que se temple un poco, es de hecho una buena comida para mantenerse hidratado y regular la temperatura corporal, y también hay versiones frías.

 

Si buscas acompañar tu Ramen con alguna bebida, en general te recomendamos evitar vinos robustos y potentes. Ya que en combinación de algunos ingredientes puede saturar tu paladar.

Un vino blanco floral y meloso, o un Sake con toques frutales es ideal para los sabores agridulces, mientras que los platos picantes combinan excelente con vinos frescos y rosados.

 

Como te habrás dado cuenta, es un gran plato con el que podrás organizar comidas y cenas memorables con todas tus amistades o familiares. Pero la diversión no para ahí, el Ramen es un platillo muy versátil, con el que podrás hacer diferentes recetas e inclusive usar tu creatividad para preparar tus propias recetas.

 

¿Ya se te antojo? No esperes más, en SATORU tenemos todo lo que necesitas para poder preparar este delicioso platillo en tu cocina diaria, visita nuestra tienda en línea o nuestros Marketplaces, y recibe todo hasta la comodidad de tu casa.




3. SOPA MISO

Platillos fáciles de preparar de la Cocina Oriental: Sopa Miso

Foto de Tabla creado por KamranAydinov - www.freepik.es

Es un plato fácil de hacer y un básico en la dieta japonesa. Preparada a base de un caldo dashi y Pasta de Miso, que le da nombre.​​​ Tiene diferentes ingredientes y preparaciones dependiendo la región y la temporada en que se haga. En Japón se come con casi todas las comidas que van acompañadas de arroz. Es tan básico que incluso se toma para desayunar.

 

La Sopa Miso es un plato muy antiguo, pero se popularizó durante el periodo Muromachi, comprendido entre el 1392 y el 1573. Cuenta la mitología japonesa que el miso fue un regalo que los dioses hicieron a la humanidad, para así garantizar la salud, la longevidad y la felicidad. La palabra Miso significa fuente de sabor.

 

Para preparar esta nutritiva y deliciosa sopa, primero hay que empezar haciendo un Caldo Dashi que es la base de la sopa. Es un caldo claro elaborado con alga kombu y copos de bonito seco o katsuobushi. También es posible adquirir caldo dashi instantáneo en polvo que se mezcla con agua,

El segundo ingrediente clave es el Miso, elaborado a base de una pasta de habas de soya hervidas a las que se añade sal y kôji (arroz, trigo o cebada malteados que actúan como un fermento).

Si quieres ahorrar algo de tiempo también es posible comprar la pasta Miso, puedes encontrarla en nuestro sitio web o cualquiera de nuestros marketplaces.

 

Calienta el caldo dashi en una cazuela sin llegar a hervir y añade Algas Wacame, mientras se disuelve la pasta de Miso en el agua para que la mezcla con el dashi se diluya bien.

 

Corta el tofu fresco en dados no muy grandes, haz lo propio con el cebollín y añade a la mezcla. 



Te recomendamos tomar esta sopa para el frío, ya que es reconocida principalmente por ser muy reconfortante, especialmente en el invierno, recuerda que esta receta es un desayuno o comida que no debe ser excesivamente pesado.

 

¿Con qué bebida puedes acompañar la Sopa Miso? Como es habitual, en los restaurantes japoneses, la bebida típica que te encontrarás para acompañar la comida es el Sake, bebida tradicional de la cultura nipona, pero también puedes tener más variedad acompañándola con Vino blanco.

 

Recuerda que aunque esta sopa se come muy seguido en el desayuno, también la puedes consumir en cualquier horario, así que puedes compartirla en cualquier ocasión, para pasar una grata y cálida experiencia con tus personas favoritas.

 

En SATORU, queremos darte la mayor cantidad de alternativas, para que puedas cocinar diferente, pero sobre fácil, rápido y saludable. No olvides visitarnos en nuestro sitio si deseas comprar alguno de los ingredientes para esta deliciosa Sopa.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados